¿QUE ES UN ENCUENTRO CATOLICO PARA COMPROMETIDOS?

Es un fin de semana para compartir con otras parejas de comprometidos que se están preparando para el matrimonio. El encuentro de Comprometidos  está  diseñado  para crear una relación de  más intimidad  entra la pareja.   Reflexión personal y diálogo son los ingredientes  principales del fin de semana, mismos que dan a los novios la  oportunidad  de hablar  abierta  y  sinceramente  sobre sus pensamientos  e ideas acerca de: La Familia, hijos, sexo, dinero, sus anhelos, metas y sueños. La finalidad del Encuentro  de Comprometidos  es la  de ayudar  a los jóvenes enamorados a descubrir el valor   verdadero   y   la  importancia del   Sacramento  del  Matrimonio  en  la Sociedad y en la Iglesia.

Debido a la  importancia del Sacramento, se les recomienda a los Comprometidos que asistan al Encuentro por lo menos (4) cuatro meses antes de la fecha de la Boda.

 ¿TIENE QUE SER CATOLICO?

No necesariamente, aunque el Encuentro de Comprometidos es un programa Católico, sin embargo, las personas que profesan otra religión son bienvenidas. 

¿QUE PASA EN EL FIN DE SEMANA?

El fin de semana se desarrolla con una  serie  de pláticas presentadas por un equipo de  matrimonios y un sacerdote  católico (si está disponible). Estas charlas cubren los aspectos  del Matrimonio Cristiano.  Después de  cada plática  se  motiva  a las parejas para reflexionar individualmente y así cada persona puede aplicar lo que se ha dicho a su propia vida y a su propia relación. Después de reflexionar individualmente, los Comprometidos tienen tiempo para dialogar  entre sí. También  hay  tiempo  para  hacer preguntas, para orar y para celebrar la Misa.              Se recomienda venir confesados.

¿CUANDO ES EL FIN  DE SEMANA?

El Encuentro se lleva a cabo cuatro fines de semana durante el año.   El fin de semana  empieza el  sábado  a las  7:30 AM.  Y  termina  el domingo a las 3:00 de  la tarde.  Es necesario  que  se  queden  todo el fin  de  semana  para conservar  la  atmósfera  creada  por  el  encuentro. Alejados de las distracciones de los problemas, teniendo dormitorios separados para los muchachos  y las muchachas.